113.226 Seguidores !

Una copa de vino al día reduce el riesgo de infección respiratoria en un 33%, según la Universidad de Auckland

Martes 09 de Junio de 2015

Leído › 6462 Veces

Una nueva investigación realizada en Nueva Zelanda concluye que los flavonoides mejoran la función inmune del sistema respiratorio

La Dra. Andrea Braakhuis, investigadora de nutrición en la Universidad de Auckland, y autora principal del estudio, presentó su investigación en la Asociación de Dietistas de la Conferencia Nacional de Australia el pasado mes de mayo.

Braakhuis quería investigar si los flavonoides, uno de los principales componentes del vino tinto, con sus propiedades antivirales, antiinflamatorias y antioxidantes, podrían estar vinculados en una menor incidencia en los resfriados de los humanos.

"Estudios en animales apuntaban a que los flavonoides mejoran la función inmune, y nos preguntamos si podíamos encontrar el mismo tipo de resultados en estudios con humanos", explica la autora principal de la investigación.

Ella y sus colegas recogieron datos de un gran número de ensayos aleatorios, el análisis de los patrones de infecciones del tracto respiratorio superior, el número de días que la gente experimenta los síntomas del resfriado, los cambios en biomarcadores inmunológicos clave y la ingesta total de flavonoides.

Los resultados fueron sorprendentes. Cuando las personas consumen flavonoides, redujeron su riesgo de infecciones respiratorias en un 33 por ciento.

¿Qué cantidad de flavonoides habría que consumir?

Según la Dra. Braakhuis no es necesario una gran cantidad. Considerando que una dieta occidental media contiene aproximadamente 1 gramo de flavonoides por día, para una mejora de la función inmune como la mencionada, sería necesario un incremento adicional de 0,2 a 1,2 gramos por día. Teniendo en cuenta que 150 ml. de vino tinto joven puede contener aproximadamente 0,2 gramos de flavonoides, bastarían una o dos copas al día para reducir el riesgo de sufrir infecciones respiratorias en un 33%.

"Creemos que la clave de este sorprendente efecto protector del sistema inmunológico está en la actividad microbiana intestinal", explicó Braakhuis. "Algunos subproductos de la actividad intestinal, probablemente son absorbidos y favorecen la función inmune". Se ha establecido previamente que los flavonoides pueden afectar a los microbios en el sistema digestivo.

El siguiente paso, según el estudio, será establecer los efectos específicos de los flavonoides y las dosis ideales para ensayos clínicos. También se menciona en la investigación la posibilidad de realizar estudios adicionales en personas con mayor riesgo de sufrir enfermedades de sistema respiratorio.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta